Web Content Display

Un Momento Fundamental

El área metropolitana de Chicago es uno de los grandes centros económicos del mundo. Tenemos abundantes recursos naturales — incluyendo un magnífico sistema de parques, espacios al aire libre, caminos, y vías fluviales — con acceso al lago Michigan para agua potable y recreación. Tenemos un sistema de transporte que mueve personas y mercancía, actuando como un motor de empleos y de prosperidad. Y los residentes de la región quizá sean nuestro mayor recurso renovable, constituyendo una diversa fuerza laboral que impulsa el desarrollo económico.

Pero no podemos tomar nuestra calidad de vida a la ligera en los años venideros. La severa realidad del medio ambiente y la nueva economía requieren que la región y sus comunidades establezcan sus prioridades cuidadosamente.

Los residentes de los siete condados de nuestra región — Cook, DuPage, Kane, Kendall, Lake, McHenry, y Will — aspiran y merecen una alta calidad de vida. La misión de la Agencia Metropolitana de Chicago para la Planeación, (CMAP por sus siglas en inglés) es ayudar a los condados y a las 284 comunidades a planear juntos una prosperidad sostenible hacia mediados de siglo y más allá.

Enfrentándonos Juntos a los Desafíos

Nuestra capacidad para responder a los desafíos pasados ha hecho del área de Chicago un gran lugar para vivir y trabajar. Enfrentándonos a esas pruebas — incluyendo los conflictos económicos, las desigualdades sociales, el daño ecológico, e incluso desastres como el Incendio de la Ciudad de Chicago (Chicago Fire) nos hizo más fuertes. Evitar esos desafíos llevaría a nuestra región a retroceder.

Cada uno de nosotros está endeudado eternamente con la visión de Daniel Burnham y Edward Bennett y los miles de dirigentes cívicos, gente de negocios y ciudadanos comunes que tanto contribuyeron a la implementación del Plan de Chicago 1909.

Los éxitos de esta región han sido siempre el resultado de nuestra mejor disposición de dejar a un lado lo que nos separa y trabajar juntos en los grandes logros de objetivos comunes. Ahora más que nunca, necesitamos ese espíritu de comunidad.

Construyendo una Prosperidad Sostenible

Implementar el plan regional integral VAMOS AL AÑO 2040 es la mejor oportunidad del área metropolitana de Chicago para preparar el escenario para el crecimiento económico en las próximas décadas. El plan define políticas cuidadosamente coordinadas para abordar los desafíos fundamentales que constituyen la vida cotidiana de los residentes. Después de casi tres años de investigación, participación pública y deliberación, VAMOS AL AÑO 2040 refleja la voluntad colectiva de líderes y residentes de nuestra región. La región no puede permitirse más el no planear efectivamente. Mientras que juntos enfrentamos nuevos retos y oportunidades, el plan VAMOS AL AÑO 2040 puede llevarnos a una prosperidad sostenible para las generaciones venideras.

La Necesidad Urgente de la Planificación a Largo Plazo

La mayoría de los desafíos a corto plazo de nuestra región son el resultado directo de decisiones realizadas — o muy frecuentemente diferidas — en el pasado. Los desafíos urgentes han sido una excusa para evadir la planificación, pero en realidad estos refuerzan la necesidad de planear con mayor efectividad. Necesitamos actuar ahora, antes de que las oportunidades actuales se conviertan en las crisis del mañana.

Durante décadas de expansión rápida pero casi sin ninguna coordinación, la región creció en modelos que no eran sostenibles. Nuevas casas surgieron en áreas donde era difícil de llegar en automóvil y casi imposible por transporte público. Los empleos fueron creados lejos de los centros residenciales, manteniendo a las personas que se transportan de casa al trabajo, y viceversa, en el tráfico y gastando billones de dólares en la pérdida de tiempo y combustible.

Los modelos de desarrollo absorbieron tierras a un ritmo rápido, con serias implicaciones a los recursos naturales, incluyendo menos espacios al aire libre, escasez de agua y una menor calidad del aire.

Ahora es nuestra mejor oportunidad para revertir tendencias de largo alcance, las cuales son barreras para la prosperidad y habitabilidad de esta región y sus comunidades.

Comunidades Colaborando para el Éxito

CMAP fue creada como un punto de cambio para la región al reconocer, la comunidad empresarial, los líderes cívicos y los funcionarios electos locales, que muchas de nuestras cuestiones urgentes se solucionan mejor en forma integral y regional. Queriendo romper con "los malos hábitos," los encargados de tomar decisiones, residentes y otros interesados en nuestra región, han colaborado para formular una respuesta: VAMOS AL AÑO 2040.

Mientras que la región es próspera en muchas medidas, sostener la calidad de vida de los residentes depende de nuestra habilidad para resolver estos problemas. El propósito principal de VAMOS AL AÑO 2040 es el crecimiento de la economía de nuestra región mediante el fomento de sus puntos fuertes y la superación de sus desafíos.

Esta versión del plan se basa en una versión más detallada del plan integral regional VAMOS AL AÑO 2040, disponible en www.cmap.illinois.gov/2040. Se articulan reformas de políticas que son cuidadosamente dirigidas a mejorar la economía de la región, estableciendo prioridades claras e incluyendo el aumento de la eficiencia en las inversiones y la transparencia de la toma de decisiones públicas. Dentro del marco del control local de zonificación y decisiones del uso del suelo, las comunidades tienen muchas oportunidades de trabajar juntas e independientemente hacia el objetivo común de una prosperidad sostenible.

VAMOS AL AÑO 2040 invita a invertir en las comunidades existentes y enfatiza un desarrollo más compacto y "habitable." Mediante la implementación VAMOS AL AÑO 2040, los residentes tendrán más opciones de desplazamiento, más alternativas de vivienda, mayores empleos más cerca de donde viven, más parques y espacios al aire libre, más agua limpia y abundante, aire más sano y una mejor calidad de vida.

VAMOS AL AÑO 2040 significa una prosperidad sostenible
El plan regional integral VAMOS AL AÑO 2040 busca mantener y fortalecer la posición de nuestra región como uno de los pocos centros globales económicos de la nación.

La prosperidad se impulsa en gran medida por la combinación de la infraestructura, el ambiente empresarial en general, la fuerza laboral y los servicios. Para que siga siendo un lugar atractivo para los trabajadores y las empresas, nuestra región necesita:

  • Conexiones globales que nos unan al comercio internacional y redes de información para que proporcionen oportunidades económicas y una amplia gama de puestos de trabajo.
  • Una comunidad empresarial robusta y diversa, una fuerza laboral calificada y un excelente sistema de educación superior.
  • Infraestructura en buen estado y moderna, incluyendo el transporte, la energía, las telecomunicaciones y el agua.
  • Un medio ambiente sano con espacios amplios al aire libre y parques de recreación.
  • Instituciones activas para las artes y la cultura, junto con otros servicios para una alta calidad de vida en general.
  • Un gobierno que sea transparente y altamente responsable.

Navigation

Loading more updates...