Full-Width Image

Web Content Display

Ampliar y Mejorar los Parques y los Espacios al Aire Libre

Los espacios al aire libre contribuyen a nuestro bienestar y a la economía regional. El acceso a los parques y a los espacios abiertos mejora la salud de los residentes de nuestra región y el valor de sus casas.

Web Content Display

Las áreas naturales abundantes en la región de nuestros siete condados hacen que sean lugares más deseables para vivir y trabajar. Sin espacios verdes, nuestra competitividad económica sufriría.

Los parques y los espacios al aire libre eran fundamentales para el Plan de Chicago 1909. Daniel Burnham ayudó a mantener corredores abiertos en terrenos — nuestros parques, bosques y la orilla del lago — contribuyendo enormemente al bienestar de nuestra región y de sus residentes.

Sin embargo la red de espacios abiertos de Burnham sigue siendo un trabajo en marcha. Menos de la mitad de los residentes de nuestra región tienen suficientes parques cercanos. A pesar de los beneficios bien documentados, como la protección contra inundaciones y la biodiversidad, nuestros espacios naturales al aire libre, en una gran parte de la región, continúan desprotegidos.

La red de parques y espacios al aire libre en nuestra región es nuestra infraestructura verde; no menos esencial para la prosperidad y habitabilidad que cualquier otra infraestructura. Pero como con los sistemas de transporte, tratamiento de aguas y otras necesidades, nuestra infraestructura ecológica debe ser administrada, restaurada y expandida.

A través de inversiones coordinadas, debemos preservar la red de terrenos y corredores de agua mediante el aumento de las reservas naturales actuales y la creación de nuevas áreas. La región deberá proporcionar conexiones funcionales (conocidas como caminos verdes) entre parques y reservas para apoyar las actividades recreativas y los ecosistemas.

El plan VAMOS AL AÑO 2040 recomienda que la región haga importantes inversiones, basadas en criterios, en parques y espacios al aire libre que proporcionen más parques en las regiones desarrolladas, preservando las áreas naturales más importantes de la región, y proporcionando conexiones funcionales entre parques y reservas naturales mediante la utilización de la red de infraestructura verde como un concepto de diseño.

Nuestra región se ha ampliado en los últimos 100 años y los corredores de espacios al aire libre previstos por Burnham deben ampliarse también. Se lo debemos a las generaciones futuras y a nosotros mismos.

VAMOS AL AÑO 2040 propone una red de infraestructura verde que sigue corredores navegables, expande reservas naturales existentes y crea nuevas reservas en la región.

Acciones recomendadas

 

Preservar Las Áreas Naturales Más Importantes
Durante los próximos 30 años, 150,000 acres de tierra en los siete condados deben preservarse mediante un enfoque colaborativo de múltiples organizaciones públicas y privadas. La mayor parte de esto deberá conservar una red de tierra y agua — la red de infraestructura verde — que sigue los corredores navegables, amplía reservas naturales existentes y crea nueva reservas en la región. Las reservas de bosques, los distritos de conservación, el estado, las fundaciones privadas y otros, deberán darle prioridad a la preservación de los terrenos naturales dentro de la red de infraestructura verde.

 

Proporcionar Más Parques
La región necesita más parques para proporcionar esparcimiento y espacios al aire libre a la mayor cantidad posible de residentes. Pero es difícil proveer terrenos en lugares ya desarrollados, que es donde más se necesitan, aun cuando la superficie total necesaria para nuevos parques no sea tan grande. Los gobiernos locales deben colaborar para proporcionar más parques en las zonas donde aquéllos prestan menos servicios, y los municipios en particular deben ver la re-planificación como una oportunidad para proporcionar más parques incluso en el contexto de incrementos moderados de la densidad residencial.

Proporcionar Conexiones Verdes
Otra manera de establecer conexiones entre parques y reservas es con caminos verdes. En las dos últimas décadas, la región ha tenido mucho éxito en el desarrollo de senderos alejados del tráfico vehicular. VAMOS AL AÑO 2040 prevé que organizaciones de la región sigan utilizando el Plan de Caminos y Senderos Verdes para establecer conexiones entre reservas naturales y parques, así como apoyar alternativas para caminar o andar en bicicleta. El objetivo de la región debe ser doblar el kilometraje de caminos y senderos verdes existentes para el 2040. 

Descargue el plan completo en español.

Loading more updates...