Full-Width Image

Web Content Display

Reformar la Política Fiscal Estatal y Local

Los impuestos tienen un impacto más allá del ingreso público que generan — y resultan, intencionalmente o no, en incentivos que dan forma a nuestras comunidades.

Web Content Display

Para crear comunidades habitables y mantener nuestra región económicamente competitiva, los sistemas fiscales estatales y locales deberán procurar de que el uso del suelo sea más eficaz, de generar buenos empleos y de desencadenar una actividad económica sostenible. Nuestras políticas fiscales deben evitar causar grandes desigualdades entre los hogares, empresas y gobiernos locales y deben ser transparentes y previsibles para los contribuyentes.

Los Impuestos Influencian Decisiones Clave
Los gobiernos en Illinois dependen más de los impuestos sobre la venta y la propiedad que otros estados, lo que puede causar ineficiencias (como las altas tasas de impuestos locales, una multitud de exenciones y limitaciones, o competencia contraproducente entre el uso residencial y el desarrollo comercial) y desigualdades (como las muy diversas bases tributarias de los gobiernos locales entre nuestra región, y el carácter retrógrado del sistema fiscal en general). Estos impuestos influencian decisiones acerca de dónde instalar empresas y dónde construir la vivienda, a menudo distorsionando decisiones sobre el uso del suelo, mismo que podría ser mejor conformado por las fuerzas del mercado.

Nuestro sistema actual del impuesto sobre la venta empuja a las comunidades a una intensa competencia para atraer comercios de menudeo que generan ventas. Ese comercio, incluyendo grandes tiendas y concesionarias de autos, ofrecen menos beneficios económicos en comparación con las repercusiones económicas de empleos con salarios altos y de complejos industriales y de oficinas. Un exceso de dependencia en impuestos sobre la venta puede también dejar a los municipios con escases de fondos cuando las ventas al por menor caen durante las recesiones económicas.

Aunque son la fuente de ingreso más importante para los gobiernos locales, los impuestos a la propiedad varían mucho entre las comunidades. Si están bien diseñados, pueden acoplar las necesidades de servicio local con el valor de la vivienda y las propiedades comerciales y ofrecer una fuente estable de ingresos locales que no cambien drásticamente de año en año. Pero en otros casos, los impuestos a la propiedad pueden crear confusión para los contribuyentes y los gobiernos locales por igual. Por ejemplo, los niveles de evaluación a menudo difieren por condado; hay exenciones especiales aplicables a algunos tipos de propiedades pero no a otros, y los topes a los impuestos locales que impone el estado establecen limitaciones arbitrarias sobre los impuestos locales anuales, además de incertidumbre; todo esto puede crear inestabilidad e imprevisibilidad. Y nuestra dependencia en los impuestos a la propiedad para la educación pública crea grandes disparidades en el financiamiento de escuelas en toda la región.

Políticas Fiscales para Hacer Que Nuestra Región Sea Más Competitiva
Reformar nuestras políticas fiscales mejorará la habitabilidad de nuestra región y mejorará el clima de nuestro sector empresarial mediante la ampliación de la base tributaria, limitando distorsiones en la utilización del suelo, y haciendo que el sistema sea más previsible, transparente y justo. Para guiar estas necesarias reformas, VAMOS AL AÑO 2040 establece un comité de gobiernos locales, empresas y expertos en política fiscal que informe a la Junta Directiva de CMAP y recomiende medidas de acción sobre un pequeño grupo de cuestiones de política fiscal local y estatal.

Las recomendaciones en VAMOS AL AÑO 2040 intencionalmente no se centran en aumentar las tasas de impuestos ni en aumentar los ingresos generales para el estado y los gobiernos locales. Las reformas pueden ser estructuradas para mantener los impuestos al mismo nivel por todas partes. Pero incluso sin añadir nuevos ingresos, la reforma estatal y local de políticas fiscales ayudará a nuestra región a ser económicamente competitiva a largo plazo.

Acciones recomendadas

Las grandes tiendas de menudeo y las concesionarias de autos en el área metropolitana de Chicago generan más dólares por impuestos locales pero menos trabajos bien remunerados y menos producción económica regional que las opciones industriales y de oficinas. La disparidad de ingresos es propulsada sobre todo por el impuesto sobre la venta.
Fuentes: Minnesota IMPLAN Group, Oficina de Estadísticas del Trabajo de los EE. UU. y S. B. Friedman y Co.
 
 

Abordar Existentes Sistemas Compartidos de Ingresos Estatales y Locales
Más de $5 mil millones en ingresos fiscales del estado, gran parte de impuestos sobre la venta, se desembolsan anualmente a los gobiernos locales de nuestra región. Este sistema de compartir impuestos sobre las ventas estatales y locales crea un incentivo entre los gobiernos locales que pone énfasis en el uso de terrenos para comercios de menudeo (como concesionarias de autos y grandes tiendas de menudeo) a expensas de usos potencialmente más beneficiosos para la economía regional (tales como oficinas o desarrollo industrial). Estas estructuras de ingresos compartidos deben ajustarse para apoyar la eficiencia económica y la equidad y para reducir la competencia de dólares de impuestos entre los gobiernos locales.

Abordar Topes del Impuesto a la Propiedad, Clasificación y Exenciones
Los impuestos a la propiedad proporcionan ingresos vitales para los servicios del gobierno local, pero a veces sus complejidades y los incentivos distorsionan las decisiones económicas e imponen excesiva tensión en hogares, empresas y gobiernos locales. Los procesos de impuestos a la propiedad deben simplificarse y hacerse más transparentes y justos mediante la eliminación de algunas exenciones especiales, clasificaciones discrepantes de evaluación, y topes al impuesto a la propiedad dictados por el estado.

Abordar La expansión de Impuestos de Ventas a Servicios
Aunque los servicios conforman una mucho mayor y creciente parte de la economía, el estado de Illinois impone impuestos a muchas mercancías pero sólo a unos pocos servicios. Los servicios ahora constituyen el 70 por ciento de todos los gastos, mientras que la mercancía conforma apenas el 30 por ciento, comparado incluso con hace unos 40 años en que la división era por la mitad. La extensión del impuesto sobre la venta a algunos servicios ampliará la base tributaria, permitirá reducir el impuesto sobre la venta sin reducir los ingresos globales, y hará que el impuesto sobre la venta sea más progresivo porque las personas de bajos ingresos consumen más bienes en relación a sus ingresos que las personas de más altos ingresos.

Gastos de consumo personal en EE. UU.
Fuente: Departamento de Comercio de los EE. UU, Oficina de Análisis Económico
 
 

Abordar La Capacidad del Impuesto Local
Algunas zonas de la región tienen una base económica mucho mayor por la propiedad y las ventas al por menor que otras, lo cual les da una mayor capacidad fiscal. Extremas divergencias hacen que sea difícil para muchos gobiernos locales proporcionar los servicios esenciales y atraer nuevos residentes y empresas. Lo peor de todo es que esta brecha aumenta con el tiempo, puesto que los municipios con más ingresos pueden mantener las tasas más bajas y también prestar servicios de alta calidad y de infraestructura. La región debe abordar en qué forma las políticas fiscales obstaculizan el bienestar económico de muchas de sus comunidades.

Descargue el plan completo en español.

Loading more updates...